In Noticias

Cuando Teodore Levitt escribió su famoso artículo “The globalization of markets”, muy pocos se imaginaban lo que años después llegaría a significar el término y mucho menos que un diminuto enemigo invisible sería capaz de poner al mundo en jaque.

Mientras que esto pasa, contemplamos impotentes desde la burbuja de nuestras casas como ese mundo en el que nos sentíamos seguros hasta hace apenas dos meses se precipita hacia el abismo sin que seamos capaces de imaginar los límites del estropicio que tenemos por delante y dejando que la rabia, la desilusión y el desánimo se apoderen cada vez más de nosotros.

Después de más de 40 días de confinamiento, Incertidumbre es el trending topic.

En un tiempo de “record olímpico”, han proliferado, como caracoles después de la lluvia, estudios económicos que pugnan por estimar, con mayor o menor acierto, los números de la debacle. Dependiendo con quien hables te asegurará que la recuperación será en “V” en “U” o en “L” en función de lo que dure la pandemia…porque ahora todos somos políticos, todos somos economistas y todos somos doctores. Desde luego, así es difícil equivocarse, apostando al rojo y al negro al mismo tiempo.

Y es que, si la anterior crisis vio nacer frases como: “no es una época de cambios, es un cambio de época” o “hay que reinvertarse”, en esta han visto la luz otras como “juntos saldremos de esta” o “un día más, un día menos” . Todo este “buenismo” me parece formidable, puede que nos anime, que en estos momentos de angustia, no es poca cosa, pero que nadie se equivoque, si no van acompañadas de medidas eficaces, sólo servirán para rellenar titulares de periódicos y televisiones, cuando lo único cierto es que esta dichosa crisis se va a llevar por delante a un montón de buenas empresas y no menos familias. Y cuanto antes lo asumamos, mejor para todos.

Desafortunadamente no tengo la receta para cocinar la salida de esta crisis. Por lo tanto, no seré yo el que se atreva a dibujar esa letra mágica, pero el paso de los años y la experiencia de quien ya no va a cumplir los cincuenta deja una pátina de serenidad y otorga cierta perspectiva que bien pueden venir para salir del bloqueo en el que andamos sumidos.

Me gustaría dejarles tres humildes recomendaciones por si a alguien le pudieran venir bien, más allá de lo tantas veces comentado de que hay que proteger la tesorería y contener el gasto:

Primero. Esforcémonos en ser excelentes más que nunca. No hay tanta competencia en los niveles de excelencia; la competencia está en los niveles de mediocridad y la mayoría de la gente suele optar por la alternativa más cómoda. Dicho de otra manera: “la pesca es mejor allí donde sólo se atreven a ir los más audaces”.

Segundo. Ser realista. Esto ni va a ser fácil, ni va a ser corto. La ruina va a ser total y como tal, hay que asumirlo. El mercado es implacable. Da y quita sin piedad. Mientras creas valor y aportas, el mercado te corresponde; cuando ocurre lo contrario, te abandona. Forma parte del juego de la vida. Lo peor que uno puede hacer en estos casos es resignarse, patalear y abandonar. Tal vez esa actitud infantil nos haga sentir mejor, pero no cambiará nada.

Tercero. Es el momento de tomar decisiones, pero sea cual sea el tipo de decisiones que se tomen, es importante que se hagan siempre con templanza y serenidad. No se lamente pensando en la ruina en la que ha caído ni en lo que le deparará el mañana. Eso, nadie lo sabe. Hay que huir de los pesimistas, de los negativos, de la gente gris y tóxica que ante la falta de valentía para ir en busca de sus sueños intenta que otros tampoco lo hagan porque eso sería dejar al descubierto sus carencias y mediocridades. Como bien dijo en su día Thomas Edison “A los incrédulos les pido que no molesten a los que lo intentamos”. Pues eso, no les dejemos.

Me gustaría dedicar este post a la memoria de mi padre, Jesús del Castillo Miró, siempre el mejor espejo en el que mirarse y fallecido por esta devastadora pandemia. Descansa en paz papá.

Un afectuoso saludo a todos.

Jesús del Castillo Machado

Showing 6 comments
  • Antonio Sánchez Iglesias
    Responder

    Enhorabuena Jesús y gracias por dejarnos estas reflexiones, que comparto al 100%. Casi siempre la tormenta es igual para todos, aunque nunca llueve a gusto de todos. Entonces que cada uno saque lo que le interese: un depósito para recoger el agua, un paraguas y un chubasquero, … pero que se ponga a la acción sin más lamentaciones y sobre todo que no esperen soluciones de los demás.

  • Javier blanco
    Responder

    Gracias Jesús!!! Muy interesante! Me quedo con l tercera recomendación: TOMAR DECISIONES! Es un momento como el actual, donde prima la incertidumbre y donde todo cambia tan rápido, no tomar una decisión Hoy puede supone que mañana ya no sea la adecuada, o que hayas dejado pasar la ventana de oportunidad que había ayer y que hoy desapareció. Tocar seguir remando y trabajando, como siempre, x la excelencia (como la tuya en el tenis!). Gracias Jesús!

    • Fernando Carrillo
      Responder

      ¡Excelente Jesús!
      Y ahora, más que nunca, la resiliencia juega un papel determinante en nuestro futuro.
      Estoy de acuerdo contigo en que el porvenir será lábil, pero al final, si dejamos la desidia a un lado, todo río encuentra su cauce.
      Un abrazo Jesús.

  • Alfonso Martínez-Carrasco Espinosa
    Responder

    Muy buen artículo. Coincido en todo. Un abrazo

  • Agustín G. Cruz
    Responder

    Muy interesante reflexión y útil. Muy recomendable la lectura de este post que ya he compartido con algunos amigos

  • Talat Manzoor
    Responder

    Muy interesante Jesús. Coincido 100%. Además, es aplicable a todos, estemos en la parte del planeta que estemos. Un fuerte abrazo!

Dejar un Comentario

Abrir chat

Responsable del tratamiento: EIG. Finalidad: tramitación solicitud objeto formulario, comunicación con el interesado. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. Información ampliada en política de privacidad.


Cumplimenta el formulario para
descargarte el catálogo formativo 2020
Ajustes de Cookies
Esta página web, cuyo responsable es ESCUELA INTERNACIONAL DE GERENCIA SLU utiliza cookies propias y de terceros para elaborar información estadística, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad personalizada a través del análisis de la navegación, así como redes sociales para poder publicar contenido a través de las mismas. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración (con opción de rechazarlas) u obtener más información en "Ajustes de cookies".
Política de Cookies
Aceptar Cookies
Ajustes de Cookies
Esta página Web, cuyo responsable es ESCUELA INTERNACIONAL DE GERENCIA SLU utiliza cookies propias y de terceros para elaborar información estadística, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad personalizada a través del análisis de la navegación, así como redes sociales para poder publicar contenido a través de las mismas. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración (con opción de rechazarlas) u obtener más información en "Ajustes de cookies".
Política de Cookies
Ajustes de Cookies
Aceptar las Cookies
Ajustes de Cookies