In Alumnos, Eventos y Foros, Noticias, portada

Iniciativas MusicalesLa mañana lectiva del 10 de octubre discurría como otra más para l@s alumn@s de segundo curso de TSDMC, hasta que a las once nos dirigimos a visitar Iniciativas Musicales, una escuela de música que arrasa en Granada por su innovadora metodología Willems, que permite a l@s niñ@s aprender música como se aprende a hablar, de forma natural. José Pablo González, su director, ha situado a  Iniciativas Musicales  como la segunda escuela Willems más grande del mundo, con más de 500 matrículas y no quiso sólo desvelar las claves de su éxito, sino también que los alumnos y alumnas de la asignatura “Emprendedores”  vivieran la experiencia de ser partícipes de una clase real.

El mensaje reiterado por nuestro anfitrión fue que únicamente hacen falta dos cosas para triunfar: tener claro lo que quieres y no cesar hasta conseguirlo. Cuando estudiaba música en el conservatorio echaba de menos divertirse aprendiendo y en su corazón creció el sueño de abrir una escuela de música diferente. Para ello, nos relató, daba clases particulares de piano para recaudar dinero que le permitiera viajar por Europa y visitar escuelas de música que hacían cosas diferentes a lo que se estaba haciendo en España hasta entonces. Encontró lo que buscaba y decidió contra viento y marea llevarlo a cabo en Granada. Como en la mayoría de los proyectos de éxito, hubo mucha gente que lo tildaba de loco, pero perseveró hasta convencer a los bancos para confiar en su proyecto y conseguirlo, e instó a nuestr@s alumn@s a que “no dejaran que nadie se interpusiera entre ell@s y sus sueños”.

Iniciativas Musicales

Tras esos impagables consejos, comenzó la diversión. Identificamos sonidos, cantamos, entonamos, hicimos percusión con nuestras manos y pies… y lo que es más importante, vivimos en primera persona el disfrute que produce perder los miedos, fluir, ser como niñ@s sin prejuicios ni vergüenza, abiertos a experimentar y ser felices.

José Pablo dice que la misión de Iniciativas Musicales  es contribuir a hacer seres humanos más felices valiéndose de la música, y ayer experimentamos que eso es posible. En resumen, dosis de positivismo para una generación  a menudo bombardeada por inputs catastrofistas. Esta vez, se llevaron grabado el mensaje principal: “saber lo que uno quiere y no parar hasta conseguirlo”.

Gracias José Pablo por una estupenda mañana llena de alma.

Óscar Balda (profesor de la asignatura “Emprendedores”)

Dejar un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies