Fomentando la marca España

Teniendo en cuenta la situación económica actual y la baja demanda interna no es de extrañar que durante el año 2012 se incrementara un 12% el número de empresas que tomaron la decisión de comenzar a exportar sus productos y servicios. Esta cifra no es el único dato positivo del año 2012 ya que las exportaciones crecieron un 3,8% con respecto al año anterior, registrándose el mejor dato de la historia.

Marca EspañaEspaña posee una situación geográfica favorable para poder acceder a diversos mercados y un clima que permite ofrecer productos de alta calidad muy conocidos y demandados en infinidad de países. Destacan productos como  el jamón ibérico, aceite de oliva, aceitunas, carnes, vinos, quesos, frutas y hortalizas. Un objetivo común entre administraciones, instituciones, cámaras de comercio, organizaciones y pymes es fomentar más la marca España en el exterior, ya que ofrece una amplia variedad de productos de calidad, siendo el primer exportador mundial de aceite de oliva y ocupando el segundo puesto en exportaciones del sector vitivinícola.

Los principales sectores exportadores durante estos últimos períodos han sido los bienes de equipo, automóviles, productos químicos y alimentos. Se debe hacer hincapié en el sector de alimentos y bebidas, ya que sus exportaciones crecieron un 9,4% durante el pasado año superando por primera vez los 20.000 millones de euros.

La marca España no es únicamente asociada al aceite de oliva, la calidad de las frutas y verduras españolas son apreciadas en todos los mercados siendo el número uno en exportaciones. Recientemente se conocían datos significativos que posicionan a este sector en un crecimiento constante. El pasado año el valor de exportación hortofrutícola creció un 13% y un 6% en volumen, ya que la producción ha aumentado en paralelo a la demanda exterior, considerándose a España como la huerta de Europa. Las exportaciones de frutas y verduras en enero de 2013 registraron un crecimiento interanual del 11,6% en valor y del 5,2% en volumen.

A diferencia de años pasados, dónde durante el mes de febrero descendían las ventas al exterior, durante los años 2011, 2012 y 2013 el mes de febrero no sólo se ha mantenido sino que ha seguido incrementando las cifras. Este año febrero ha crecido un 11% en volumen y un 9% en valor, con relación al mismo mes del ejercicio 2012. Todo ello es consecuencia de la positiva evolución de la demanda de los principales mercados. Además el sector posee capacidad para seguir aumentando las exportaciones y mantener la actividad en una coyuntura de fuerte recesión.

Otro dato revelador que ha fomentado el crecimiento de las exportaciones ha sido la diversificación de los mercados de destino de las exportaciones españolas así como la atención a los nuevos mercados emergentes.

A pesar de todos estos datos positivos todavía queda una largo camino para exprimir todo el potencial de la marca España. Cada día son más las empresas que deciden abrir nuevos mercados para comercializar sus productos, iniciativa que ayuda a mantenerse y crecer dada la debilidad de la demanda interna. No obstante, la mejor manera de comenzar un proceso de internalización es asesorado por consultores expertos en comercio internacional o con la ayuda de entidades públicas como el Instituto Español de Comercio exterior (ICEX). La internalización de empresas se puede considerar como una solución a un problema actual y como una alternativa para diversificar y minimizar riesgos en un futuro.

Sin comentarios.

Dejar una respuesta.