Consultoras de Comercio Internacional en 4Imex.

Yasmina Amzouz, Cecilia García y Mercedes Ayala son tres jóvenes profesionales del comercio exterior, que hace unos meses crearon una consultora propia, 4Imex, que ya cuenta con un importante número de clientes.

¿Cómo fue la génesis del proyecto empresarial que ahora les une?
4ImexMercedes Ayala: Yo soy de Alicante, y estudié Publicidad y Relaciones Públicas.

Cecilia García: Yo nací en Granada, aunque me crié en Ciudad Real. Luego volví para estudiar la carrera de Administración y Dirección de Empresas aquí.

Yasmina Amzouz: Nací en Granada, estudié Derecho aquí y desde el principio estuve muy interesada en el comercio internacional.

Es ese interés común por los negocios en el exterior lo que las unió, ¿no es así?

Así es. De hecho, todas nos decidimos a realizar el Máster en Dirección de Comercio Internacional (MDCI) de Escuela Internacional de Gerencia por este motivo. Siempre tuvimos claro que había un gran territorio por descubrir para el negocio de las empresas españolas fuera de nuestras fronteras.

¿Y cómo supieron de la existencia de este Máster?

Fue a través de compañeras que ya lo habían realizado. Nos lo recomendaron tanto por la calidad de los contenidos como por la del profesorado.

Y entonces se acercaron ustedes a la Escuela para informarse…

Sí, y la verdad es que la impresión que obtuvimos coincidía plenamente con las apreciaciones de nuestras compañeras. Inmediatamente, nos dimos cuenta de que habíamos entrado en contacto con un centro donde la seriedad, la profesionalidad y el conocimiento de las materias que se imparten son la norma.

Hablaban ustedes antes de que sus compañeras les habían llamado la atención sobre la calidad del profesorado del Máster  ¿Respondió éste a sus expectativas?

Sí, completamente. Un Máster del nivel de especialización del que nosotros hemos hecho requiere mucha solvencia científica, y un profundo conocimiento de un mercado, como es el internacional, que está en continua evolución. Por eso, en una materia como esta es tan importante estar al día. Y en el profe
sorado no hemos encontrado otra cualidad que la excelencia académica.

Ustedes se han lanzado a una aventura empresarial inmediatamente después de terminar la realización del Máster  ¿Qué valores han aprendido aquí que les hayan impulsado a dar ese paso tan importante?

Diríamos que el más importante es la importancia del trabajo en equipo, el convencimiento de que no somos islas, de que el intercambio de pareceres encierra una gran riqueza. El hecho de cambiar de compañeros en los equipos también nos ayudó a comprender que en los negocios se trabaja con distintos perfiles de personas, con inquietudes y objetivos diversos.

¿Cómo calificarían la enseñanza recibida durante la realización del MDCI?

Es una enseñanza muy práctica, y en un contexto como el del comercio internacional, ahí radica precisamente su gran utilidad. Todos los supuestos que se trabajan en clase son absolutamente reales, tal y como pudimos comprobar a posteriori. Es más, hemos analizado situaciones que se siguen produciendo, conflictos económicos o sociales, e incluso bélicos, en los que el comercio se ve comprometido.

Entonces, ¿el Máster ha sido para ustedes una especie de laboratorio donde les han dado re puestas a esas realidades tan complejas que encierra el día a día del comercio entre países?

Sí, podríamos describirlo de esa manera. En el comercio internacional no siempre se juega con las mismas reglas, hay muchas situaciones que inciden en el modo en que se elabora un plan de internacionalización, por ejemplo.

Y por eso mismo ha sido tan importante el trabajo en equipo, porque es muy difícil dominar todas las disciplinas del comercio internacional: la vertiente financiera, la jurídica, la técnica… Son distintas realidades que requieren un conocimiento muy profundo.

Ayuda a conocer esa globalidad del mercado el hecho de que algunas disciplinas del Master se impartan en inglés?

Pensamos que sí. El hecho de que el programa tenga carácter bilingüe facilita el aprendizaje. Si a ello le añadimos que el inglés es el idioma del comercio internacional, este hecho hace más interesante y más útil el programa en su conjunto.

 

Sin comentarios.

Dejar una respuesta.