Antonio Toledo, Director Comercial y de Marketing de Grupo LoMonaco


Antonio Toledo, LoMonacoAntonio Toledo nació en Ceuta hace 33 años, pero vino a Granada muy pronto, cuando contaba dos años de edad. Ha desarrollado toda su carrera profesional en una empresa, Grupo LoMonaco, de la que ahora es Director Comercial y de Marketing. Feliz padre de una niña de dos años y medio, este Licenciado en Administración y Dirección de Empresas estudió en Escuela Internacional de Gerencia el Programa Superior de Dirección de Ventas el pasado año.

En LoMonaco tiene usted un puesto de alta responsabilidad, ¿cómo llegó a él?

Entré en LoMonaco como trabajador en prácticas durante la carrera, en lo que era mi primer contacto con el mundo de la empresa. La verdad es que desde que comencé a trabajar en el Grupo existió una atracción mutua: a mí me gustaban ellos, y a ellos les gusté yo, así que merced a esa mutua atracción hemos desarrollado una labor profesional fértil y duradera. He pasado por prácticamente todos los departamentos: administración, logística y control de stocks, aprovisionamiento, responsable de una unidad de negocio, marketing, ventas, y luego auné ambas responsabilidades. Llevo ya doce años en el Grupo y estoy contento.

¿En qué momento decidió realizar el Programa Superior de Dirección de Ventas en Escuela Internacional de Gerencia?

–Siempre he considerado importante formarme, pero la propia vorágine del trabajo diario me había impedido pararme y plantearme seriamente la opción de dedicar un tiempo a ello. Entonces, llegó un ofrecimiento de mi empresa para realizar el programa, y la verdad es que me pareció una excelente oportunidad. Hasta el pasado año, había volcado mis conocimientos y la propia cultura de empresa para poner responder a los distintos retos que mi vida profesional me había planteado. Con todo, siempre he considerado muy útil estar en el mundo académico, y la realización de este Programa me ha servido para ponerme al día.

¿Le costó llevarlo adelante?

Todo cuesta, y lo que cuesta, casi siempre, beneficia. Lo más importante, cuando se inicia un

Programa como éste, es tener ilusión por llevarlo adelante. Si uno se encuentra en un entorno ilusionante, rodeado por personas que disfrutan aprendiendo, teniendo en frente a profesores que disfrutan enseñando, y en un ambiente adecuado, lo normal es que la experiencia sea positiva.

¿Qué es lo más importante que aprendió?

Aprendí mucho. En primer lugar, de mis compañeros, que vuelvo a decir que son excelentes personas todos ellos, y fueron excelentes compañeros. La diversidad de responsabilidades y sectores representados me sirvió para tener una visión de conjunto sobre las empresas que trabajan en nuestro entorno. Hemos compartido muchas experiencias, hemos hecho mucho de eso que se llama ‘Networking’.

Dicho lo cual, yo calificaría el Programa como una escuela de experiencias. Y pienso que ha sido suficientemente versátil como para que cada persona encontrara lo que buscaba.

¿Qué valores destacaría de entre los que ha encontrado aquí?

Creo que las personas que integran el equipo humano de Escuela Internacional de Gerencia, desde su presidente hasta cualquiera de sus colaboradores, atesora valores tan necesarios en cualquier empresa como la seriedad, la puntualidad, la exactitud, la pulcritud… Son detalles que a veces algunos olvidan, pero que son claves en cualquier iniciativa empresarial. Estos valores se trasladan a cualquier alumno. Te haces partícipe y responsable del curso que estás haciendo.

Y una vez finalizado el curso, ¿ha podido usted aplicar lo aprendido?

Sí, porque el enfoque eminentemente práctico que se da a la formación facilita identificar soluciones concretas a problemas concretos. Además, tiene algo muy importante, que es el desarrollo de las habilidades de trabajo en equipo. Como antes comentaba, personas con distintas responsabilidades y distintas formas de afrontar los problemas se ponen de acuerdo para poner en común conocimientos y habilidades.

Ello nos ha servido también para captar posibles sinergias entre personas y empresas muy interesantes para nuestros proyectos. Así que, en general, sólo puedo hablar bien de esta experiencia.

Sin comentarios.

Dejar una respuesta.